El objetivo del proyecto SUNCEPT es diseñar y construir un vehículo solar biplaza. Teniendo en cuenta que la única fuente de energía en este concepto es el sol, una optimización máxima de los aspectos técnicos es necesaria. La energía dependerá directamente de la superficie de captación de las células fotovoltaicas. Encontrar la fórmula ideal entre el peso y la superficie es una de las prioridades para que el vehículo pueda desarrollar una velocidad adecuada para su utilización.

 

En cuanto al diseño, la forma juega un papel fundamental para la captación de energía, pero además este debe tener en cuenta las fuerzas de fricción la adherencia, por lo que deberá ser lo más aerodinámico posible. Esta combinación representa un verdadero desafío tecnológico. 

La forma inicialmente prevista nos recuerda el casco doble de un catamarán.

 

El modelo expuesto en la página será modificado para evitar las turbulencias en la parte posterior y lateral del vehículo.

Las células fotovoltaicas estarán distribuidas mayoritariamente sobre las superficies horizontales de la carrocería. La superficie fotovoltaica acumulada deberá ser superior a 6 m2. La parte superior del salpicadero podrá ser igualmente utilizada para instalación de células.

 

Las ruedas traseras serán de tipo motor-rueda para mejorar la eficiencia de la transmisión.

 

La cabina dispondrá de un espacio dedicado para una tableta táctil que se encontrara en el campo de visión del piloto. La tableta permitirá arrancar el coche a partir de reconocimiento de huella digital y tendrá un ordenador de a bordo integrado (aplicación SUNCEPT drive instalada). Toda la información útil se podrá visualizar en la tableta (velocidad, batería, carga…), sobre la que también habrá disponibles las funciones tales como la elección del modo de conducción, la ventilación, la radio…

 

El chasis estará fabricado con tubos de bambú unidos entre ellos por nudos de acero fabricados con impresión 3D.

 

La carrocería de fibra de carbono recubrirá el chasis.

 

Las luces de posición utilizaran la bioluminiscencia y las demás serán LED.

 

Los paneles solares estarán constituidos de células fotovoltaicas de tipo by-pass flexibles de alto rendimiento (la tecnología by-pass evita la falta de rendimiento por el mal funcionamiento de una célula). Las células estarán conectadas a un MPPT (Maximum Power Point Tracket), dispositivo que calcula en tiempo real la mejor tensión eléctrica que hay que aplicar a las células y baterías.

 

Las ruedas tendrán llantas compactas sin ranuras para reducir las turbulencias. Los neumáticos serán Michelin 145 70 R17. En caso de frenado de emergencia las llantas se podrán abrir para liberar aire y generar un Aero-freno.

 

SUNCEPT contará también con dos sistemas de recuperación de energía cinética: Uno para recuperar la energía producida por el frenado suave y el segundo para recuperar la energía de la suspensión de las cuatro ruedas.

 

Las baterías serán de Lithium-Air debido a su mejor energía másica respecto a la Lithium-Ion. Su recarga se efectúa gracias al MPPT y a los dos sistemas de recuperación de energía.

 

Los dos motores estarán directamente conectados a las baterías en lugar de a los paneles solares (esto evitará posibles pérdidas de potencia).

 

SUNCEPT deberá ser autosuficiente y además generador de energía: dispondrá de una toma de 230V correspondiente a la potencia de las dos ruedas-motor de SUNCEPT. La idea es utilizar la energía de las baterías cuando el vehículo esta inmovilizado.